fbpx
 
Búsqueda por palabras o ID
 
¡Llámanos!: 858 988 177

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

La reducción de la huella ecológica puede empezar en tu propia casa

La huella ecológica es uno de los indicios de sostenibilidad más relevantes. Básicamente, su objetivo es medir el impacto de nuestra vida diaria en nuestro planeta y el entorno más cercano. ¿Pero qué es lo que haces? ¿Qué factores lo afectarán?

Indicadores de sostenibilidad

La sostenibilidad es el equilibrio entre diversidad y productividad a lo largo del tiempo. Utilizando esta definición como referencia, el desarrollo sostenible será una forma de satisfacer las necesidades actuales sin dañar a las generaciones futuras y sus necesidades potenciales.

Hoy por hoy, existen tres tipos de indicadores para calibrar la sostenibilidad:

  1. Indicadores de impulso (miden los efectos de diferentes acciones -deforestación, emisiones de CO2, etc.- el impacto en el medio ambiente)
  2. Indicadores de estado (miden la condición objetiva del medio ambiente- vegetación) por metros cuadrados, grado de desertificación, superficie de cultivo, etc.)
  3. Indicadores de respuesta (evalúan las medidas tomadas para reducir el impacto ambiental de nuestras acciones-porcentaje de áreas protegidas, área de reservas naturales, etc. .).

La huella ecológica está en la primera categoría, es decir, es un indicador que incide en la sostenibilidad.

¿Cómo medir la huella ecológica?

La huella ecológica tiene diferentes variables, las cuales pueden ser evaluadas cuantitativa y cualitativamente para evaluar problemas, determinar soluciones y controlar / monitorear.

Generalmente, la huella ecológica se define como el área total de producción necesaria para generar los recursos consumidos por la ciudadanía y absorber los residuos generados en un año. La medición también incluye la huella de carbono (emisiones de gases de efecto invernadero), la huella hídrica y el impacto en la agricultura, la ganadería, los bosques y la infraestructura. Por tanto, la huella ecológica se expresa en hectáreas por habitante y por año, con referencia a los siguientes aspectos:

  • Desarrollo de elaboracion de alimentos
  • Desarrollo superficial.
  • Desarrollo en el mar para elaborar pescados
  • Desarrollo del bosque absorbiendo el dióxido de carbono que producimos.

Según las estadísticas del Observatorio Español de Desarrollo Sostenible, cada español necesita una media de 6,4 hectáreas de terreno para cubrir sus necesidades anuales de consumo y eliminación de residuos.

Técnicas para reducir nuestra huella ecológica diaria

  • Utilice un transporte limpio. Reducir el uso de automóviles y motocicletas es muy importante para reducir las emisiones de dióxido de carbono.
  • Desarrollar hábitos más efectivos en casa. Una forma de mejorar la eficiencia de la casa, reducir la huella ecológica y ahorrar costos de energía es mejorar el aislamiento de paredes, techos, pisos o ventanas. La calefacción, el aire acondicionado y los electrodomésticos consumen mucha energía y generan gases de efecto invernadero, por lo que le recomendamos que compre los productos de categoría más eficientes (A, A +, A ++ o superior) y les emitan el menor nivel de gas. La atmósfera también debe desarrollar un hábito, como usar bombillas de bajo consumo o evitar el modo de espera en los equipos electrónicos domésticos (televisores, computadoras, etc.).
  • Reducir el consumo de agua. La huella hídrica o el consumo de agua también están relacionados con la huella ecológica. Por tanto, es muy importante concienciar a las personas sobre el ahorro de agua.
  • Compra productos locales. Los productos importados y envasados ​​tienen un gran impacto en el medio ambiente porque emiten grandes cantidades de gases de efecto invernadero durante la producción, el procesamiento y el transporte. Al mismo tiempo, el consumo de productos de “kilómetro cero” puede reducir los costos de transporte y mejorar la economía local.
  • Reducir los desperdicios. A veces, comprender nuestro propio consumo es la forma más sencilla de comprender la importancia de la reducción y el reciclaje. Si lo planeamos, si los reciclamos o los donamos, podemos extender la vida útil de muchos equipos. Evite consumir botellas de plástico, no use bolsas de tela, no use vajillas desechables, no clasifique los materiales de desecho según los recipientes que se deben poner, no vierta aceite en el fregadero ni compre envases. El reciclaje del producto y la reducción de la huella ecológica las habilidades deben ser respetadas.

Como puede ver, si comprende estos conceptos y técnicas, será mucho más fácil adquirirlo.

Deja tu comentario

CONTÁCTANOS